Deuteronomio 8:18 Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día.

Eclesiastés 3:13 y también que es don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce el bien de toda su labor.

  • Padre, te damos gracias por la bendición de tener un trabajo, un empleo, una actividad lícita, generadora de riqueza.
  • Te pedimos que cada trabajador tome conciencia y te agradezca por su trabajo, que lo honre, respete y cuide, realizándolo con dedicación y alegría.
  • Padre que al laborar (sin importar la posición en la organización o el eslabón de la cadena productiva en que se encuentre), cada trabajador lo haga como si fuera un representante tuyo. Col. 3:17.
  • Bendecimos toda fuente de trabajo y empleo legítimo del país, oramos por las autoridades, el gobierno, las empresas e instituciones donde laboran millones de mexicanos. Te pedimos por sus jefes, colaboradores, compañeros de trabajo, clientes, proveedores y sindicatos; que tengan sabiduría para crecer.
  • Señor, abre fuentes de trabajo, empleo y auto empleo por todo el país.   
  • Padre, que toda persona insatisfecha con su trabajo actual, tenga la fe para soñar, buscar y encontrar el idóneo a sus dones y habilidades.
  • Renunciamos a renegar del trabajo, por más cansados que estemos.
  • Libera a México de la maldición de la esclavitud al trabajo, ya sea por obsesión propia, por abuso, mala paga o acoso de patrones o jefes. Ex. 1.13-14, 6.6.
  • Padre, perdona el abuso ancestral de los poderosos sobre los pobres, especialmente sobre las mujeres. Perdona a los patrones por no pagar lo justo a sus trabajadores, por no darles las prestaciones de Ley y el reparto de utilidades. Perdona a los trabajadores que “hacen como que trabajan”, que son flojos, negligentes y/o roban recursos y tiempo de sus labores.  Perdona a los sindicatos “charros”.
  • Especialmente clamamos por los más de tres millones de desempleados actuales, además de los subempleados. Sácalos de la depresión y la tristeza, dales ánimo para continuar buscando trabajo hasta encontrarlo. Mt. 7.8.
  • Señor, que los que están en la economía informal, encuentren su nicho de trabajo y sean prosperados. Sal. 72.12.
  • Bendice a los millones de trabajadores migrantes, que dejaron su país por falta de oportunidades. Protégelos sobrenaturalmente del temor, la discriminación y el abuso de quienes los contratan o quieren deportarlos. ¡Te pedimos un trato digno para ellos!
  • Y a los que están siendo deportados, bríndales oportunidades para reinsertarse en su tierra rápidamente, con labores que cubran sus necesidades.
  • Señor Jesús, atrae a todos los patrones, empresarios y trabajadores de México a ti; para que te conozcan y renueven sus fuerzas, para volar alto como las águilas, para que corran sin fatigarse y caminen sin cansarse. Isaías 40:31
  • Padre, coloca a tus hijos e hijas en posiciones de liderazgo, de manera que cambien su entorno laboral, con valores y principios de tu Palabra. Is. 58.6.
  • Señor, incrementa las oportunidades financieras, ayuda al que menos tiene.
  • ¡Reactiva la inversión y economía nacional, en Cristo Jesús!
  • ¡SEÑOR JESÚS, VISITA MÉXICO! Trae tu salvación a cada corazón. Hab.3.2-3.
Categorías: Oraciones