EDOS. DEL ORIENTE Y OCCIDENTE.

Lamentaciones 5:21 Vuélvenos, oh Jehová, a ti, y nos volveremos; renueva nuestros días como al principio.

Padre, te presentamos la franja territorial que comprende los estados de Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán, Puebla, Veracruz, Tlaxcala e Hidalgo, solicitándote pronta respuesta a nuestras oraciones a su favor.

Señor Jesucristo, renueva su fe, por encima de su religión; atráelos a ti y habla a su corazón acerca de tu amor por ellos. Que comience un retorno a ti, para que se detone un cambio y transformación en sus vidas; para que la forma de vivir en sus ciudades y comunidades sea en tu voluntad. 

Confunde y desbarata los planes del maligno en estos estados, que sean descubiertos por las autoridades, para ser desmantelados: Cárteles de la droga, grupos de secuestro, prostitución y trata de personas, venta de órganos, robo de automóviles, enriquecimiento ilícito, extorsión, homicidio, tráfico de menores, fraude, etc. ¡Detén la maldad de este a oeste, en Cristo Jesús!

Desenmascara el engaño y la mentira en la que han caído los que practican la brujería, la hechicería, el ocultismo y el culto a la muerte. Desbarata sus planes y maquinaciones y ten misericordia de las personas que practican ese engaño.

Padre, renueva los liderazgos en los distintos niveles de gobierno, en las empresas y en las familias. Necesitamos líderes, políticos, gobernantes, y padres y madres de familia, conscientes de su responsabilidad de desarrollar a los que están debajo de ellos, siendo su ejemplo.

Activa la economía de estos estados en todos los rubros. Otórgales ideas, planes y proyectos de desarrollo viables, así como los recursos para ejecutarlos.

Levanta a niños y jóvenes, como una generación de mexicanos que amen a la patria, y hagan la diferencia por tenerte en sus vidas. Sal. 119.9.

Señor, tú conoces la problemática específica de cada estado. Te pedimos por los veracruzanos, sácalos del quebranto financiero de los gobernantes anteriores; y acaba con el tráfico de influencias, el abuso de autoridad y el encubrimiento de delincuentes en todos los estados. Sal. 40.11-17.

Levanta creyentes locales, a orar por sus paisanos, hasta ver la salida. Padre, gracias por el gran amor que le tienes a México. 1 Jn. 4.14-19.

¡SEÑOR JESÚS, DESPIERTA A NUESTRO PAÍS! Joel 2.28

Categorías: Oraciones