ESTADOS DEL CENTRO.

2 Samuel 22:3-4 Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; mi escudo, y el fuerte de mi salvación, mi alto refugio; Salvador mío; de violencia me libraste. 4 Invocaré a Jehová, quien es digno de ser alabado, y seré salvo de mis enemigos.

Padre: Tú eres el admirable consejero, el Dios fuerte, el Padre eterno y el Príncipe de paz. Te pedimos que intervengas en la vida diaria de los estados del centro del país. Que tu mano poderosa, nos rescate de la inseguridad y la violencia. Pon un alto a la delincuencia. ¡Manifiéstate como poderoso Salvador!

Señor: Bendice a Aguascalientes, a la Ciudad de México, al Estado de México, a Guanajuato, Morelos, San Luis Potosí y Querétaro. Que tu paz y tu seguridad gobierne en cada estado, para que la actividad económica no cese y se reactiven las inversiones, los empleos y las exportaciones.

Une a los mexicanos de toda esfera socio económica, a levantar la voz para no seguir doblegados ante el crimen organizado. Qué sumemos esfuerzos para recuperar la tranquilidad y revertir los índices de violencia: ¡Que los criminales y corruptos, no puedan hacer más de la suyas!

Trae unidad entre gobierno y la sociedad para enfrentar a los verdaderos enemigos: La injusticia, la ignorancia, la discriminación, la violencia intrafamiliar, el alcoholismo, la drogadicción, el desempleo, la esclavitud en cualquiera de sus formas, ¡en el Nombre de JESÚS!

Pedimos por la reconciliación de las familias, la honra a los padres y el respeto a todos.  Despierta servidores públicos y empresarios con convicción de servir a la patria con todo lo que son; y hacer valer las leyes en vigor.    

Padre: Que los empresarios medianos y pequeños puedan capitalizar la presencia de las multinacionales (armadoras de autos, farmacéuticas, aeronáuticas, agropecuarias o de tecnología); siendo parte de su cadena de proveeduría o servicios. ¡Ábreles opciones Señor!  Señor: Te pedimos por la infraestructura de carreteras, caminos, avenidas y calles, que alivien la problemática de movilidad del transporte y la vialidad.

¡SEÑOR JESÚS, TRAE UN AVIVAMIENTO A NUESTRO MÉXICO! Joel 2.28.

Categorías: Oraciones