CONTRA LAS ADICCIONES.

1 Corintios 6:12 Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna.

Padre pedimos tu intervención para que se detenga el avance de las adicciones, ya que es una tragedia en aumento. Señor, tú sabes que las adicciones tienen a millones de mexicanos esclavizados a vicios diversos como el tabaquismo, alcoholismo, consumo de cocaína, marihuana y diversos estupefacientes. Millones viven atados a drogas y medicamentos diversos, a las apuestas, al juego, a la glotonería, al sexo, a la pornografía, al temor, al pánico, al odio y a rencor; y a tantos yugos que no les permiten vivir libres.

Sólo tu Señor, liberas a los cautivos y posees el poder para romper las cadenas que los someten. ¡Vuélvelos en sí, y libéralos a todos, especialmente a los mexicanos entre 15 y 35 años! En el Nombre de Jesús pedimos también por los miles de niños y jóvenes que consumen inhalantes.

Levanta la alerta entre los padres y madres de familia para defender a sus hijos de la influencia de quienes buscan inducirles a las drogas. Enséñales a amar a sus hijos, a comunicarse y pasar suficiente tiempo con ellos, a mostrarles el camino hacia ti Señor Jesús, para que llenes sus vacíos con presencia y tu consejo; y no caigan en la tentación de probar enervantes.

Apoya sobrenaturalmente los programas de prevención de adicciones, de las instituciones de salud y privadas, que sus mensajes lleguen a toda la población. Que se haga una gran campaña en los medios de comunicación.

Que los centros de tratamiento y rehabilitación como AA y otras clínicas de recuperación, tengan los recursos suficientes humanos, materiales y espirituales, para atender a estas personas con amor, respeto y disciplina.

Levanta obreros con tu corazón compasivo, para acompañar a estas personas en su restauración. ¡Que tu poder los libere de estos demonios de esclavitud!

Señor Jesús, ayúdalos a resolver los problemas colaterales a estos vicios: Divorcios, homicidios, suicidios, accidentes, codependencia, obesidad, robo, pobreza, ansiedad, depresión; violencia, esquizofrenia, etc. ¡Gracias Padre! Lucas. 15.

Lucas 4:18-19 (NTV) El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para llevar la Buena Noticia a los pobres. Me ha enviado a proclamar que los cautivos serán liberados, que los ciegos verán, que los oprimidos serán puestos en libertad, 19 y que ha llegado el tiempo del favor del Señor».

Categorías: Oraciones