Colosenses 3:10-11 y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno, 11 donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos.

  • Padre, te damos gracias porque a tus ojos, todo ser humano es igualmente valioso y digno. Gracias porque a ti no te importa si uno es uno judío o no, si está circuncidado o no, si es inculto, civilizado, esclavo o libre. Gracias porque cada vida humana te es extremadamente valiosa, y porque no haces acepción de personas; seamos hombres o mujeres, ancianos, jóvenes o niños; todos tenemos un dignidad tal, que Jesucristo estuvo dispuesto a derramar su Sangre en la Cruz, por todos y cada unos de nosotros.
  • Señor te pedimos que en México y en el mundo, se acabe el racismo y el menosprecio a las personas en virtud de su raza, religión, color de piel, estrato socio económico, orientación sexual, capacidades diferentes; etc. Tu eres el Creador de todo ser humano, nos amas sin distinción, y deseas redimirnos a través de tu Hijo Jesucristo.  
  • Declaramos desterrada la humillación y el abuso de nuestro México; te pedimos que cada persona reciba el respeto que como ser humano merece, y disfrute de sus derechos y deberes contenidos en la Constitución; y los que estableciste en tu Palabra, al crearnos a tu imagen y semejanza. Génesis 1.26.
  • Pedimos que la dignidad a cada vida humana, sea válida desde el momento de la concepción, y hasta la muerte.
  • Gracias por ofrecernos la vida eterna. Que cada mexicano pueda encontrar su trascendencia en ti, al serle revelada la salvación que nos ofreces por gracia, por medio de la fe en Cristo Jesús. Hch. 4.12.
  • Gracias Padre, porque somos tus hijos por la fe en Cristo; y por haber eliminado las diferencias entre el hombre y la mujer. Gá. 3:26-28.
  • Señor, te pedimos por los grupos vulnerables de México que estén siendo violentados en su dignidad. Envíales defensores que exijan el cumplimiento de sus derechos, y libra especialmente a las mujeres, a huérfanos, migrantes y refugiados, del maltrato, del abuso, del acoso sexual y de homicidios.
  • Tu Palabra dice que tratemos a los demás como quisiéramos que nos trataran a nosotros. Queremos respeto, libertad, que cese la esclavitud, la trata, el trabajo infantil, etc. Lucas 6:31.
  • Declaramos equidad de género en el trabajo, trato igual en las empresas, el agro, la minería, los servicios, en orfanatorios hospitales y cárceles. Levanta a tu iglesia y a gobiernos y organizaciones civiles que defiendan los derechos humanos fundamentales. ¡Te lo pedimos, en el Nombre de Jesús!
  • Señor, quita la humillación y la vergüenza que existe en muchos mexicanos y mexicanas, a causa de haber sido violados sexualmente, maltratados y golpeados, víctimas de adulterio, pobreza, hambre, rechazo y abandono; desigualdad de trato entre hijos e hijas; bullying, analfabetismo, etc. (Agrega otros….). Que cada persona herida pueda tener un encuentro personal con Jesucristo y con su amor; para perdonar y sanar las heridas.
  • Derrama tu compasión y misericordia para acompañarlos en su dolor hasta sanar, a todos aquellos que han sido víctimas de discriminación.
  • Conscientízanos de refrenar y cambiar el lenguaje que usamos, plagado de palabras despectivas y maldicientes. Perdónanos por despreciar a la gente diciéndole “indio”, “naco”, o cosas peores. Límpianos de las maldiciones proferidas en contra nuestra, ¡con tu Sangre preciosa!
  • Hoy bendecimos a cada mexicano y mexicana, ya sea nacido en esta tierra o nacionalizado. Bendecimos a cada compatriota que vive en el extranjero, les enviamos palabras de ánimo, vida, paz, y confianza en Cristo. ¡Les amamos!   
  • ¡SEÑOR JESÚS, VISITA MÉXICO! Trae tu salvación a cada corazón. Hab.3.2-3.

Efesios 2:14-16 Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, 15 aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz, 16 y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades.

Categorías: Oraciones